viernes, 6 de noviembre de 2009

Imadeddin Zengi


Imadeddin Zengi (1085-14 de Septiembre de 1146), fue uno de los protagonistas de las Cruzadas de la Guerra Santa.

De origen turco, era hijo de, Al-Hajib de Aq Sunqur, gobernador de Aleppo, que fue decapitado por traición en 1094. Zengi fue criado por Karbuga, el gobernador de Mosul, que lo comvirtió en el Aabegs (gobernador) de Mosul en 1127, y de Alepo en 1128, uniendo así las dos ciudades bajo su dominio personal, y siendo formalmente investido como gobernante de la ManmudI I, sultán de Seyúcidas.

En 1130 se alió con Taj al-Mulk Buri de Damasco contra los cruzados, pero esto fue sólo una artimaña para extender su poder.

Este personaje, cuyos apologistas retrataron como un adalid del yhidad, tuvo una importancia capital en el despertar del sentimiento unitario y religioso de Oriente tras las derrotas sufridas por el islam en el transcurso de la primera cruzada.

Zengi controlaba un poderoso ejército compuesto por turcomanos, kurdos y esclavos de las estepas euroasiáticas.

En 1144 asedió Edesa, que cayó en sus manos el día 24 de Diciembre. Este hecho fue el detonante de occidente para el llamamiento a la segunda cruzada.
La conquista de Edesa, en la que perecieron todoslos soldados cristianos atrincherados en la ciudadela, hizo que el califa de Bagdad le concediese los títulos de “gala del Islam, ayudante del comandante de los fieles y rey que gozó con la ayuda de Dios”.

No obstante, como caudillo militar su reputación era la de un hombre sanguinario y duro, con una lamentable tendencia a la crueldad, asegurándose que incluso mandaba crucificar a sus propios soldados si rompían las filas durante la marcha o si pisaban los sembrados. También se contaba de él, que pese a ser gobernador de Mosul y Alepo, su extrema humildad le llevaba a dormir en las simples tiendas de la leva, como uno más entre ellos, aunque esto parece más bien un intento de los apologistas de lavar la imagen de un hombre que supo conjugar el sentimiento religioso de la necesidad de unificación del Islam, con sus propias ambiciones políticas.

La noche del 14 de Septiembre de 1146, Zengi, según cuentan en estado de embriaguez, murió a manos de uno de sus esclavos favorito, un franco, quien lo asesinó mientras dormía.

Bibliografía: "Las Cruzadas, dos visiones para una Guerra Santa" - (La Historia de Cerca)

2 Comments:

Enfero Carulo said...

Impresionante.
Me quedo con este apartado del lado pérfido de las biografías.
También te enlazo si estás de acuerdo a los relatos del andurrial
http://relatosdelandurrial.blogspot.com

¡¡Felices Fiestas!!

Uthegal said...

Zengi era un personaje tremendo, se llega a rumorear que fue asesinado por si hijo jejeje, es sin embargo la reacción natural a la descomposición del mundo islámico. Me seguiré pasando!1

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin